Cabecera

SE DESARROLLARON LOS ACTOS OFICIALES POR EL DIA DE LA MEMORIA

 


SE DESARROLLARON LOS ACTOS OFICIALES POR EL DÍA DE LA MEMORIA

Como estaba previsto, en la mañana de hoy, en Plaza Italia, se desarrollaron los actos conmemorativos del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, los que fueron presididos por el Intendente Municipal de Nueve de Julio, Mariano Barroso, acompañado por funcionarios de su Gabinete, junto a concejales, autoridades educativas, representantes de instituciones e invitados especiales.
Tras la presentación protocolar del acto, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, tras lo cual se procedió a efectuar un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del último golpe militar.
Acto seguido, dejaron sus conceptos el presidente del Consejo de Pastrores Evangélicos de 9 de Julio, Walter Maccagnani, y el padre Guillermo Gómez, párroco de la Iglesia Catedral “Santo Domingo de Guzmán”; en tanto que luego se dirigió a los presentes el Intendente Municipal de 9 de Julio, Mariano Barroso; y se dio cierre al acto con la plantación de árboles “como un acto de memoria y Futuro”, acto que estuvo a cargo de ediles y vecinos.


CONCEPTOS DEL INTENDENTE MUNICIPAL, MARIANO BARROSO
Un aniversario más de un golpe de estado lleno de odio, un aniversario más donde la fuerza se impuso a las normas democráticas, donde la ley pasó a depender de la voluntad de unos pocos.
Siempre es importante recordar los hechos que nos marcaron como país, como sociedad, hechos históricos ya lejanos que podemos palpar a través de los libros, y hechos contemporáneos para muchos de nosotros que nos tocan más de cerca y nos recuerdan momentos de desintegración de la sociedad, de miedo, una tragedia colectiva donde dictadores sin ley se apropiaron del poder, del estado y de la vida de muchos argentinos.
Siempre digo que el pasado es la experiencia de las sociedades. Experiencias buenas y experiencias otras como esta, de un terror que nos resulta incomprensible hoy en día, pero que no por eso debemos subestimar y considerar que no se pueden volver a repetir. 
Porque la defensa de los derechos humanos debe ser una lucha permanente, un objetivo constante en la búsqueda de una sociedad más justa, donde la ley sea el norte que guíe a todos los hombres y mujeres. 
Tener memoria implica recordar pero a la vez exigir el cumplimiento irrestricto de los derechos. Pedir justicia implica juzgar los aberrantes crímenes, pero también luchar por una justicia independiente y justa que condene a los delincuentes en tiempo y forma e impida cualquier atropello a la ley y a nuestras normas fundamentales. 
La argentina ha atravesado tantos momentos difíciles en su corta historia que deberían servirnos de motor para accionar cambios que generen un mejor país. Para eso es imprescindible que nos aboquemos al diálogo entre todos, pero no solamente para expresar nuestra posición, sino y fundamentalmente para escuchar la de los demás. Hoy más que nunca precisamos escucharnos. 
Es mi deseo, como suelo hacer en los actos, que la evocación de estos días de sangre movilice la unión, el consenso y la tolerancia. Esa es la mejor manera de superar la tragedia del pasado y honrar el futuro. Que podamos ser mejores, vivir mejor, ser más solidarios y rigurosos con el respeto a la ley.  Para que nunca más ninguna persona se considere por encima de ella. 
Los invito a reflexionar junto a los suyos en este día, a reflexionar sobre los valores de la vida, la tolerancia, el amor al prójimo y también sobre la estupidez de la violencia y de los violentos, para que nuestros hijos y nosotros mismos aprendamos a convivir en paz, aprendamos a perdonar, a no guardar rencor, a respetar a los demás, y así la vida en sociedad será cada día un poco mejor.

Comparte ésta nota...

ColDer
Pie